Herramientas para el Emprendedor

Guia Práctica para realizar un Plan de Mercadeo

La presente Guía para Realizar un Plan de mercadeo es un aporte para los emprendedores y sus asesores de las unidades de emprendimiento, interesados en formular planes de negocio que respondan a las condiciones de profundidad, contenido y amplitud que se exigen en la Guía de Formulación de Planes de Negocio del Fondo Emprender.

Los conceptos que se presenta a continuación, las metodologías y en general los planteamientos aquí consignados deben ser tomados como referencia alternativa y para nada pretenden agotar el tratamiento técnico de los temas.

El objetivo principal de esta Guía es orientar a los interesados de una manera sencilla sobre como desarrollar los estudios de mercado que resulten más utilies para formular los planes de negocio, de manera que el emprendedor, o sus asesores, tengan mejores elementos de juicio para tomar sus decisiones.

La idea de esta guía es contribuir, colaborar, aportar a los interesados en la formulación de planes de negocio con ideas que buscan ser prácticas y útiles para efectuar los estudios de mercado.

Ninguno de los ejemplos planteados en esta Guia pueden ser tomados como ideas o iniciativas reales y ciertas de negocio alguno.

Descargar Documento PDF (33.6 KB) »

Un empujón del Universo

Recuerdo claramente mi gran sorpresa al ver el resultado de una inferencia de datos que hacíamos al planear una estrategia de marketing. Me quedé pensando…

Se podía ver que en la última década, las universidades privadas paceñas ofrecieron a la sociedad alrededor de 5000 graduados de diferentes programas de maestría. Esas cavilaciones me llevaron a hacer algunas reflexiones, que al relacionarlas con el nivel de desarrollo y competitividad del sector empresarial actual, resultaron en los criterios de auto referencia y conceptos que comparto con ustedes a continuación.

Pensé que un tiempo después de terminar una maestría, una parte de esos graduados, podrían estar sintiendo ganas de continuar estudiando, podrían comenzar a extrañar a los amigos de clase y se podrían percatar que las cosas que estudiaste en la maestría son útiles recién, como si hubieran decantado y se hubieran consolidado. En síntesis esas “sensaciones” y análisis podrían llevar a la conclusión de que les ha llegado el tiempo de hacer “algo propio”.

Ahora piensa en ti…

Las causalidades (no creo en las casualidades) hacen que encuentres tu material de estudio, tus apuntes o husmeas en algunos libros que sabias que estaban “por ahí” para consultar algunas cosas que requieres. Piensas entonces que debiste aprovechar algún tiempo libre y ordenar adecuadamente todo ese material, que en algún momento te serviría.

Puedes entonces pensar en vincularte a alguna universidad e impartir clases, enseñar y transmitir tus conocimientos, quieres escribir lo que piensas y comenzar el proceso de “hacerte conocer”. Hoy sé, que ese proceso se llama trascendencia y es una necesidad espiritual para todos.

Si no estabas casado, piensas en casarte y si lo estabas crees que es hora de fortalecer tu relación con un nuevo motivo para ser feliz (un hijo, una casa, etc.)

Te sientes seguro, buscas entonces, casi instintivamente la felicidad. Sientes que ya has logrado un lugar en la sociedad y por eso comienzas a hacer más contribuciones en tu trabajo y en resumen te comienza a ir mejor, puedes incluso sentir que comienzas ganar mas dinero. Esto se explica por el principio universal de realización, el cual afirma que cuando haces lo que te gusta, lo haces bien, pones tu vida en ello, eso se nota y te sale bien. Lo bueno se reconoce, por ello se paga adecuadamente.

En este proceso de trascendencia, fe fortalece tu actitud. Aprendes a asumir posiciones estudiadas y aplicas las “técnicas de ataque y defensa” propias de un profesional.

Experimentas ganas de organizar “algo con los amigos”, una red, una agrupación, un club o comienzas simplemente a “tomar mas café” con ellos comentando, cual si fuesen descubrimientos, las similitudes de los “casos” que estudiaste, con la realidad actual. En verdad, yo creo que es cuando comienzas a entenderla.

Todo esto, que se puede ver como un devenir natural, yo creo que son experiencias de trascendencia propias de quienes han RECIBIDO y quieren, ahora DAR (otra ley universal!). Ese proceso de DAR, es una forma de agradecer a la vida por la oportunidad que nos dio de hacernos “maestros”.

Pues bien, propongo que ese agradecimiento se convierta en una acción de emprendimiento.

Cuando de emprender se trata, la idea mas común es iniciar actividades profesionales o empresas productivas o de servicios que toman la forma de pequeñas empresas. A las PYMES se les ha dicho de todo en los últimos años. Se les ha tildado de responsables de los bajos niveles de productividad, se les ha cargado la pesada carga del empleo nacional, se les dijo que son la salvación sectorial, y también que son la oportunidad para el repunte de las exportaciones, etc. Por el otro lado, se ha podido comprobar que una de las razones para que estas expectativas no se hayan cumplido aun, es que las PyMEs no cuentan con recursos humanos capacitados y la visión de sus lideres es de corto plazo. Esto no les ha permitido mejorar sus niveles de desarrollo.

Antes esta situación, cabe una inmediata reflexión: si las Pymes tienen todos esos retos y oportunidades (capacitación, visión, conocimiento, etc) -las que SI están al alcance de los profesionales- por que no emprenden los profesionales con maestría? No es para eso que han estudiado?

Nótese que no llamo “microempresarios”, o “pequeños empresarios” a estos actores de la realidad nacional. Considero eso una falta de propiedad. Si bien, hay empresas de todos los tamaños y en función de ello puede variar su apelativo, los empresarios siempre se llaman “empresarios”, mas allá del tamaño o tipo de empresa que dirigen.

A la luz de esta reflexión, los emprendedores que entrarían a esta forma de trabajo, no se convertirán en microempresarios… por el contrario, se convertían en empresarios de un sector con alta potencialidad, y con grandes oportunidades de crecimiento,

Un factor que no puede ser ignorado, es que en la coyuntura actual las PYMEs, gozaran de incentivos, toda vez que el gobierno ha decidido poner a este sector a la vanguardia, habiendo entendido que la capacidad de desarrollo de un país esta en sus empresas y en los niveles de calidad y competitividad de las mismas.

Pero volvamos al agradecimiento, parte importantísima del éxito en la vida.

Agradezcamos a la vida, EMPRENDIENDO. Esto aparte de darnos la posibilidad de trascender, nos convertirá en EMPRESARIOS.

Creo que si cada uno de los profesionales con maestría que existen en La Paz, se juntara con otros 2 o 3 “Socios” y con la misma energía con la que aparecen los chistes en un bar, se estimularían sistemáticamente las ideas de negocio, estoy convencido que surgirían muchas nuevas empresas cada semana.

La formula para eso es muy simple: Si existe el clima adecuado, surgen las ideas. A ello le sigue un buen plan y si a ello le sumas un equipo con ganas, que este entrenado para ver oportunidades en los problemas, tendrás un empresa. A esa formula, se le puede sumar un ingrediente poco ortodoxo (y muy usual) : una cerveza o una copa de vino! ¿Saben porqué? Porque el alcohol envalentona!, y eso es justamente lo que se requiere en el momento de la decisión de emprender: Necesitamos VALOR!

Cuando se toma la decisión de emprender, el dinero comenzara a llegar. El miedo de perder la comodidad de un sueldo y de salir de un trabajo -que hasta a veces detestamos- estaba alejando a la abundancia y a la prosperidad.

Puedo afirmar esto, basado nuevamente en otra ley universal: Mientras mas te acercas a tu esencia, más éxito tendrás. Simplemente asegúrate de que en la identificación de tu negocio no este presente el miedo y si este presente tu visión de futuro. Así estarás diseñando un negocio que te acercara a tu esencia.

Te preguntas a esta altura cómo saber cual es tu esencia? Es simple, no fácil.

Debes pensar en qué es lo que mas te gusta hacer. Qué es lo que los demás te elogian, o lo que mejor te sale, etc. Cualquier cosa que hagas con AMOR es la expresión de tu esencia. Debo aclarar que no cuando digo AMOR, no me refiero al sentimiento, sino a la actitud llamada AMOR.

El AMOR es una actitud y sirve mucho a la hora de tomar una decisión tan importante como dedicar tu vida a una actividad. Siendo un profesional con maestría, no debería haber aspecto de la gestión empresarial que te resulte extraño. Ya lo has visto todo… de modo que no hay “miedo a lo desconocido”.

Recuerdo otro empresario alteño, que produce manufacturas textiles y envía sus productos a la frontera para ser vendidos, el probablemente no termino el Bachillerato, ni asistió a la universidad y no tiene miedo!. También conocí hace unos años a una empresaria, que exporta a 7 países de Asia y Europa desde 1999. Ella aprendió a leer después de cumplir 55 años, lo que le motivo a retomar su bachillerato. Al concluirlo, planea estudiar idiomas en la universidad.

Cuando nos resistimos a que el miedo nos paralice, (o lo utilizamos para analizar positivamente el entorno) nos vemos capaces de crear, de generar riqueza y compartirla con la sociedad a través del milagro del trabajo, de la transformación, la exportación, etc.

Entonces, el conocimiento y los servicios están dados. Que falta? Podría ser: Dinero. Si fuera el caso, puedo decir que hoy en día, se han multiplicados las opciones de financiamiento, donde podrás encontrar, fondos de inversión, una solida y activa Banca para Pymes y recursos destinados por organizaciones con cooperación externa con ese propósito. No olvides para ello a la fuente mas directa de financiamiento: Tus amigos y tu familia. Considera en ellos a potenciales financiadotes -no benefactores- sino inversionistas que confían en ti y estarán dispuestos a cambiar el rendimiento actual de sus ahorros por una tasa mayor, al invertir una parte de sus recursos en tu empresa, en pocas palabras, en ti.

Usa todo eso que aprendiste para transformar tu vida, para trascender. Vislumbra que es posible pensar que en un corto periodo, podrás dejar de trabajar por el dinero y tendrás al dinero trabajando para ti. Verás que es posible. De ti depende.

Guía para la elaboración de un Plan de Negocio

Muchas veces no terminamos de entender la importancia de un Plan de Negocio, creemos que con haber elaborado una Idea de Negocio ya es suficiente; sin embargo, un Plan de Negocio, tiene dos puntos principales: desarrollar una estrategia de cómo alcanzaremos las metas y objetivos planteados para uso interno y un documento de venta de nuestra empresa, para uso externo.

¿Por qué es importante desarrollar un Plan de Negocio? Básicamente porque éste nos abre puertas para legitimizar la que hasta ahora parece una buena idea.

El mundo del emprendimiento ha demostrado que una idea, por muy buena que sea, no es nada si no se desarrolla mediante un trabajo ordenado y sistemático.

Esta información también se encuentre en Ideas Emprendedoras, disponible para quienes se inscribieron al concurso.

Descargar Documento PDF (894 KB) »

BID Network Plantilla Financiera Avanzada

Esta plantilla del BID Network, ayudará a al emprendedor “más sofisticado” a planear sus flujos financieros y hasta proyectar su balance. Una excelente contribución que le sirvió al Ing. Larry Serrate, Msc., a proyectar el desempeño competitivo de su empresa exportadora.

Descargar Documento Excel (128 KB) »

Flujo Club 21-2

Aquí veras un ejemplo de un Flujo de Fondos para una emprendimiento basado en un innovador servicio. El Lic. Fabrizio Zelada; MBA, experto en Finanzas para Emprendedores de Kaisha Corp SRL, organizó este flujo de modo tal que pueda servir de ejemplo y modelo base para emprendedores.

Descargar Documento Excel (26.2 KB) »

Punto de Equilibrio

El punto de equilibrio es aquel punto donde los Ingresos totales se igualan a los Costes totales.

Vendiendo por encima de dicho punto se obtienen beneficios y vendiendo por debajo se obtienen pérdidas.

punto de equilibrio

Punto de Equilibrio

Descargar Documento Excel (14.9 KB)

La ACTITUD en el empresario y en el emprendedor

Original Image: http://www.flickr.com/photos/22865921@N07/2538313974/sizes/m/in/photostream/

Original Image from Nikki L. Photostream (Flickr)

Todos luego de un tiempo en este proceso de vivir la vida, hemos aprendido a distinguir claramente dos cosas: cuando alguien te ama y cuando alguien tiene una “buena” o una mala “actitud”, aunque no estoy muy seguro de lo primero.

Mi querida abuelita, quien pasó a presencia de Dios a los 96 años, decía con mucho énfasis: “no seas mala gana” a quien con sus acciones corporales, sus acciones faciales, o su desazón hacia alguna tarea demostraba pesadez, flojera, dolor o simplemente aburrimiento. Ella estaba clasificando con ese dicho su ACTITUD, y con ello a esa persona, a quien con frecuencia se habría de referir simplemente como: “ese mala gana”.

Hoy en día, nosotros sabemos más que mi abuelita. Sabemos que por nuestra ACTITUD nos contratan para un trabajo (o nos despiden), se enamoran de nosotros (o nos dejan), nos promueven a un mejor cargo (o nos ponen donde no estorbemos), etc. Definitivamente es la forma o manera en la que actúas, la clave de influir en los demás, al menos en la primera instancia. Luego podrás poner sobre la mesa, tu inteligencia, tus habilidades y destrezas adquiridas, tus contactos y tu sabiduría.

De cualquier modo, quiero comentarles que se han hecho esfuerzos por definir los rasgos principales de aquellos “SERES” que por esas diferencias (las cuales hoy conocemos como DISTINCIONES) están logrando hacer cambios, principalmente a nivel de sus propias vidas y con ello a nivel de todos los que lo rodean.

Definiendo la ACTITUD

Normalmente se define ACTITUD como la “manera de estar alguien dispuesto a comportarse u obrar”. Se puede decir por ejemplo, “Maria tiene una actitud benévola”, o “la actitud del Gobierno ha cambiado desde el domingo”, o “una actitud de colaboración y cooperación con tus compañeros de trabajo sería muy ventajosa”. En el diccionario también encontrarás que ACTITUD es la “postura del cuerpo que revela un estado de ánimo”. De esa manera se puede decir: “Carlos esta sentado en el banco, en actitud pensativa” o “Daniel parecía mucho mayor de lo que era” o “Miguel no parece muy emocionado con su nuevo trabajo”.

Desde estas aseveraciones se puede decir, que para alguien que esta comenzando una actividad, como es el caso por excelencia de un EMPRENDEDOR la ACTITUD es una postura frente a la vida.

Responsable de tu ACTITUD

En mis programas de entrenamiento y en toda conferencia en la que participo, siempre pregunto: “Cómo cambiaria tu vida si podrías pararte frente a ella en una POSICION de total capacidad de siempre responder”. Las respuestas a esta pregunta estallan en la mente de los asistentes, quienes se dan cuenta rápidamente, que los únicos que pueden configurar su ACTITUD, de una u otra manera son ellos mismos.

Siguiendo esta misma línea, podemos afirmar sin ninguna duda, que somos completamente responsables de dos cosas (al menos): de nuestro ESTADO DE ANIMO y de nuestra ACTITUD.

El emprendedor, más que cualquier otra persona, esta en la obligación de velar por su estado de ánimo y atesorar su actitud positiva, más que el dinero, su conocimiento o sus partencias, ya que representan el verdadero PODER que los conducirá al logro de su EMPRESA. Solo con una actitud mental positiva fortalecida con una actitud congruente con sus objetivos podrá lograr el mayor deseo de todo empresario: ver el futuro. Y es que cuando el emprendedor configura su actitud en congruencia con su proyecto, puede literalmente “ver el futuro” lo puede describir y lo puede sentir. Si esta en capacidad de hacer eso, esta tambien en capacidad de crearlo. Solo debe trabajar en ello.

Cualidades Personales para reforzar TU ACTITUD

Dicho esto, trataré de enlistar algunas de las cualidades personales, con las que el emprendedor debe reforzar su ACTITUD:

  • Carácter competitivo:Es ese deseo de lograr objetivos que le motiven. No hay que olvidar que el principal objetivo del empresario es el beneficio y éste solo llega cuando busca la excelencia en todo lo que hace.
  • Dedicación: El empresario sacrifica (invierte)tiempopersonal por dedicación a su negocio (llamado en ocasiones ocio creativo). Para el emprendedor el “trabajo” es lo que mas placer le proporciona. No le parece trabajo y lo puede hacer por horas sin descanso. Se dedica a su trabajo, porque por medio de ello se acerca a su esencia y mientras más cerca de ella esté, mas éxito lograra. Es una ley universal de seguro cumplimiento .
  • Asumir riesgos: El emprendedor debe asumir el riesgo derivado de jugar con su propio patrimonio, pero debe ser un riesgo calculado, analizando bien el proyecto y su entorno, evitando de esta manera riesgos innecesarios. Debe entender que en toda acción hay un riesgo, pero a mayor riego, mayor retribución.
  • Capacidad organizativa: La empresa es como un rompecabezas en el que las piezas deben encajar para que todo funcione y esa es la labor del empresario: tener satisfecho al cliente, la negociación con los bancos, la relación con los proveedores, las campañas de promoción, la contratación y formación del personal, su tiempo familiar, etc.
  • Iniciativa: El emprendedor es una persona orientada a la acción, le gusta tomar la iniciativa para resolver problemas. Por sobre todas las cosas es una persona que vive en la acción y no en la queja.
  • Formación: Hay que tener muy en cuenta que la formación se erige hoy día como la principal ventaja competitiva de las organizaciones. El empresario necesita una formación empresarial específica y continua, acorde con los propósitos del negocio. Con alguna frecuencia, se puede ver que la formación se ha sustituido con entusiasmo e iniciativa.
  • Experiencia profesional: La experiencia en otros trabajos o empresas es muy importante, aunque se trate desde puestos de diferente responsabilidad o en otros sectores.
  • Orientación al mercado: El emprendedor percibe en los problemas, las oportunidades existentes en el mercado y las  interpreta como necesidades que podrían configurar una oportunidad de negocio. Su ACTITUD le permite desarrollar productos y servicios para satisfacer dichas necesidades. Esto es lo que algunos denominan “suerte”.
  • Tendencia al cambio: El cambio es lo único permanente. Debemos adaptar los proyectos al cambio del entorno que rodea a la empresa. El avance de las telecomunicaciones, las nuevas tecnologías de venta, o los nuevos canales de distribución hacen que el empresario deba continuamente estar atento a cualquier mejora de su negocio.
  • Capacidad de liderazgo: El empresario debe demostrar sus dotes de liderazgo ante sus trabajadores e incluso ante los propios clientes o proveedores. Transmitir una imagen de competencia profesional puede llegar a ser más importante que disponer de un buen producto u ofrecer un buen servicio.