Aunque perdiera todo mi dinero… seguiría siendo rico

Compartir
Publicado el 21/04/2010 | Categoría: Compartiendo Energía | Tags: , , | Por:
Imagen de http://www.flickr.com/photos/grill/3254962973/

Imagen de http://www.flickr.com/photos/grill/3254962973/

A mi juicio, hoy comenzó el año 2010 y quiero comenzarlo con una actitud que voy a llamar “SPORTACUS”. Les explico.

Sucede que el Carnaval en Bolivia es una fiesta muy seria, que atrae la atención de todos nosotros y del que no… pues se la pierde. Si no puedes contra ellos… únete, verdad? Ayer fue martes de ch’alla y con esta fecha se terminan los feriados carnavaleros. Luego de ellos, la gente finaliza esa especie de aletargo laboral, se pone las pilas y a trabajar! Esto para algunos es la causa de su sufrimiento, ya que hay que regresar a “la pega” y eso no les gusta…

La diferencia entre estar bien y mal

Siento hoy que la diferencia entre estar bien y no estarlo esta más que nunca en nuestro interior, en la forma en como vemos el mundo y creo mas aún en que la actitud define el color de la vida.

Por ello, hoy y a partir de hoy, he decidido sentirme como Magnus Scheving (SPORTACUS), carpintero, campeón europeo de gimnasia, creador y principal protagonista de la serie Lazy Town, cuya frase define su vision de la vida y dá titulo a esta entrada: “Aunque perdiera todo mi dinero… seguiría siendo rico”.

Hace 15 años, Magnus entendió el clamor de los padres de familia, que quieren cuidar bien a sus hijos. Descifró que lo que queremos como padres, se divide en siete temas: que estén seguro y educados, que coman sano, que no miren demasiada televisión ni pasen demasiado tiempo frente a la computadora, que respeten las reglas y no lastimen a otros chicos, que sepa compartir y finalmente, que no mientan.

Esparciendo un mensaje de vida sana

Magnus con su programa (y una próspera empresa mediática) ha esparcido un mensaje de vida sana y actitud perseverante a millones de personas. Pese a que podría vivir donde quisiera, ha escogido una modesta casa que ha restaurado con sus propias manos donde vive con su familia.

Me quedo con su frase, me quedo con esa actitud… y de seguro mis hijas también!

Deja un comentario