La crisis: desde la perspectiva de un Coach y un Genio

Compartir
Publicado el 8/06/2011 | Categoría: Emprendedores, Liderazgo | Tags: , | Por:

Cuál crisis? Decía un señor de mediana edad, que estaba a mi lado, mientras enrollaba su periódico bajo el brazo y veía sorprendido un precioso y lujoso auto del año.

En efecto, varias vagonetas, automóviles y un par de motocicletas BMW y Harley Davidson, con sus llamativos diseños, capturaban la atención de la gente que salía de aquel conocido restaurante de la zona sur en la ciudad de La Paz… ¿Cuál crisis? Quedaron estas palabras rebotando en mi mente y me hicieron pensar en muchas cosas con relación a aquella “crisis” de la que mucho se habla y se lee en nuestro medio. La idea revoloteaba aun dentro de mi, cuando recordé que hace algún tiempo atrás estuve conversando de este tema en una de mis conferencias e incluso comenté el tema en mi sitio de Internet.

Congruencia entre lo que está “pasando” y lo que estamos”viendo”

Recordé que a mucha gente le llama la atención, la falta de congruencia entre lo que esta “pasando” (según los medios de comunicación) y lo que estamos “viendo”. Grandes problemas económicos, pobreza, escasez y desempleo por un lado y grandes inversiones por otro lado; edificios que se alzan por doquier, gente y empresas que invierten en sus recursos humanos, más que antes; vivimos en un entorno “supuestamente difícil y turbulento”. La pregunta es: ¿Será que la gente que hace estas Inversions y compra estos placeres, esta viviendo en otro mundo? ¿No ven la crisis?, ¿No les asusta?

Trataré de responder y comentar esta pregunta y para ello he de pedir ayuda a mucha gente de la que tomaré sus ideas y sus acciones. En particular, me apoyaré en una de las personas que más ha influido en nuestro siglo, con sus acciones y sus pensamientos. Me refiero a mi amigo Albert Einstein.

“No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo”

El Dr. Einstein dijo en su tiempo: “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo”. Con esta aseveración nos da a entender la sutil línea que divide la locura de la cordura, ya que solo los locos mezclarían a diario harina y agua, esperando que el resultado, esta vez, sea una torta de limón. Por mejor que sea la técnica que emplees en hacer tu mezcla de agua y harina siempre habrás de obtener un tipo de engrudo o masa similar, jamás una torta de limón.

Einstein, dice que la crisis es “la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quién supera la crisis, se supera a sí mismo sin quedar superado”.

Sin embargo, estamos inundados de personas y empresas que llevan décadas atribuyendo sus fracasos y penurias a esa turbulencia que Einstein llama “bendición”. El entender los procesos de cambio que vivimos día a día, como una maldición provocada por “un culpable” solo te hace enfocarte más en tus debilidades que en tu propio talento y comienzas a prestarle más atención y respeto a los problemas que a las soluciones.

Lo más doloroso que leí del Dr. Einstein es, que “la verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia”. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y las soluciones”. Esta es la frase que más fuerte pegó en mis fibras, ya que me hizo dar cuenta de sopetón, que la “mala actitud” de la que vengo hablando hace años, resultó siendo ¡la forma menos tolerada de incompetencia! Por ello, les aseguro que han sabido de matrimonios que se separan, despidos que se provocan y amistades que se truncan, por solo tener una “mala actitud”… que lucidez la del Prof. Einstein que ya vislumbró el impacto de este problema en las familias y en los países!

Sin crisis no hay desafíos

En lo personal, creo al igual que él, sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta y aburrida agonía. Sin crisis no hay méritos, no habría forma de saber cuando estas de subida o de bajada.

En la crisis es donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia y el viento, por tormentoso que sea, no esta chocando contra tu cuerpo para voltearte, sino para hacerte más fuerte. Inspirado por el más brillante de los pensadores del que se tiene registro, les invito a dejar de lado la queja y en lugar de ello trabajemos muy duro, trabajemos mejor y con frente más alta.

Acabemos de una vez, con la única crisis que amenaza y que nos está haciendo “mala fama”. Acabemos con ese hábito de “mala actitud” y dejemos de aquí en más de fingir esfuerzo y sacrificio, consecuente de nuestro trabajo.

La crisis es oportunidad, y la verdadera crisis es “la mala actitud”

Desde este nuevo paradigma, se puede entender que hace varios años en Bolivia, el periodo en que vivimos, es una “plataforma de entrenamiento”, donde podemos despegar hacia un pleno disfrute de la vida; hacia un espacio donde se pueda desarticular el discurso que sostiene que todo es difícil y ante la crisis hay que esperar y ver”.

Te invito a ver, pero ver, cómo tus actos y tus estados de ánimo pueden construir realidades que van mucho más arriba de los críticos momentos que aparecen por doquier. Recuerda que “En los momentos de crisis, la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Deja un comentario